David Millán

Doctor en Tecnología de Alimentos. Business Developer en ZEULAB

¿Es posible detectar microcistinas en una hora?



La calidad del agua destinada al consumo humano es una de las principales preocupaciones mundiales. Cada vez los criterios sanitarios son más estrictos e incluyen nuevos parámetros analíticos de determinación de la calidad como por ejemplo la detección de microcistinas.

Las microcistinas son toxinas generadas por un crecimiento descontrolado de cianobacterias presentes en agua bajo condiciones específicas de temperatura, luz, nutrientes o presencia de metales, llegándose a clasificar más de 80 variantes con capacidad tóxica.

Diversos estudios demuestran la relación entre estas toxinas y diferentes patologías alérgicas y estomacales en seres humanos y en animales, siendo consideradas por la OMS como promotoras del cáncer de hígado o colon en el medio y largo plazo.

Por esta razón y para aumentar la protección de los ciudadanos frente a cualquier efecto adverso presente en el agua de consumo, el nuevo Real Decreto establece criterios técnicos-sanitarios más estrictos del suministro y control de la calidad que sustituirá el RD 140/2003 y transpondrá así la Directiva (UE) 2020/2184 relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano. Con esta finalidad, se han incorporado una nueva serie de parámetros analíticos para la determinación de la calidad del agua de consumo.

METODOLOGÍA

En Zeulab hemos desarrollado un kit de detección de microcistinas basado en la utilización de dianas biológicas, específicamente en la inhibición de la fosfatasa, para determinar la potencial toxicidad de la muestra. Detecta todas las variantes independientemente de su estructura química por lo que reflejará la toxicidad potencial asociada a la muestra de agua. Sirve para analizar tanto aguas naturales como aguas en proceso de potabilización, y permite identificar toxinas tanto libres como intracelulares.

Esta metodología reproduce el mecanismo de acción de microcistinas en humanos y está basada en la capacidad de la fosfatasa en hidrolizar un sustrato, obteniendo un producto detectable a 405 nm. En presencia de microcistinas se produce una inhibición de la actividad enzimática de la fosfatasa proporcional a la cantidad de microcistinas presente en la muestra.

Microcytest, además de determinar la potencial toxicidad de la muestra, se caracteriza por la simplicidad del ensayo siendo fácilmente implementable en los laboratorios y una rapidez en la obtención de los resultados con un tiempo de obtención de resultados menor a 1 hora.

Procedimiento de ensayo:

La calidad del agua destinada al consumo humano es una de las principales preocupaciones mundiales. Cada vez los criterios sanitarios son más estrictos e incluyen nuevos parámetros analíticos de determinación de la calidad como por ejemplo la detección de microcistinas.

Las microcistinas son toxinas generadas por un crecimiento descontrolado de cianobacterias presentes en agua bajo condiciones específicas de temperatura, luz, nutrientes o presencia de metales, llegándose a clasificar más de 80 variantes con capacidad tóxica.

Diversos estudios demuestran la relación entre estas toxinas y diferentes patologías alérgicas y estomacales en seres humanos y en animales, siendo consideradas por la OMS como promotoras del cáncer de hígado o colon en el medio y largo plazo.

Por esta razón y para aumentar la protección de los ciudadanos frente a cualquier efecto adverso presente en el agua de consumo, el nuevo Real Decreto establece criterios técnicos-sanitarios más estrictos del suministro y control de la calidad que sustituirá el RD 140/2003 y transpondrá así la Directiva (UE) 2020/2184 relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano. Con esta finalidad, se han incorporado una nueva serie de parámetros analíticos para la determinación de la calidad del agua de consumo.