Listeria y Listeriosis

Listeria es un género de bacilos gram + de los cuales Listeria monocytogenes es la única especie patógena para el ser humano por transmisión alimentaria. Una toxiinfección alimentaria con Listeria monocytogenes es potencialmente mortal. Su peligrosidad radica principalmente en la distribución ubiquitaria que presenta y en la capacidad que tiene de crecer a baja temperatura y a concentraciones elevadas de sal. A pesar de que la incidencia de la listeriosis es muy baja (normalmente inferior a un caso por cada 100.000 habitantes al año) la tasa de mortalidad se sitúa entorno al 20-30%.

En el último informe de la EFSA (European Food Safety Authority) publicado en 2014, correspondiente al año 2012, se indica que en España hubo 107 casos confirmados de listeriosis en humanos, siendo la tasa de notificación una de las más altas de Europa. Más info AQUÍ.

El informe indica que en el año 2012 se analizaron en España 10.892 muestras de alimentos de las cuales 189 resultaron ser positivas. Las principales muestras positivas corresponden a muestras cárnicas seguidas de muestras de pescado y marisco.

 

Alimento

Unidades analizadas

Positivos

Porcentaje (%)

Leche

147

1

0.68

Productos lácteos

1437

11

0.77

Carne

1239

112

9.04

Vegetales

225

0

0

Pescado y marisco

603

27

4.48

Otros productos

7241

38

0.52

Número de análisis realizados en el año 2012 en España

Dada la elevada peligrosidad asociada a este patógeno, el control por parte de los productores de algunos alimentos es obligatorio por ley. Así, la legislación europea a través de la regulación (EC) No 2073/2005) establece los criterios acerca de la presencia de Listeria monocytogenes en los alimentos “ready to eat”. De esta forma, aquellos alimentos destinados a ámbitos médico y a bebes deben presentar una ausencia total de Listeria monocytogenes en 25g.

Por otra parte, aquellos alimentos “ready to eat” en donde Listeria monocytogenes no le es posible crecer, deben presentar un contenido inferior a 100 ufc/g hasta la fecha de caducidad final del producto. Finalmente, aquellos alimentos “ready to eat” en los que Listeria monocytogenes puede crecer, deben presentar un contenido inferior a 100 ufc/g hasta la fecha de caducidad final del producto y además debe existir una ausencia total en 25 g en la etapa previa a su distribución.

Para los fabricantes de este tipo de alimentos la liberación de producto fabricado al mercado en el menor tiempo posible permite mejorar la productividad y reducir costes de almacenaje. Por ello, la utilización de métodos de análisis rápidos, sencillos y que puedan ser realizados in situ ofrece una ventaja considerable frente a los métodos tradicionales.

ZEULAB ha trabajado durante los últimos años en el desarrollo de una nueva generación de tests para la detección de patógenos alimentarios, entre ellos Listeria monocytogenes. Estos tests están basados en el concepto Lab-in-a-box” integrando todos los elementos necesarios para realizar un análisis con un solo dispositivo que puede ser utilizado por personal sin una cualificación específica y sin necesidad de un laboratorio.

Este dispositivo fue presentado recientemente en el XIX Congreso Nacional de Microbiología de los Alimentos.

Listeria es un género de bacilos gram + de los cuales Listeria monocytogenes es la única especie patógena para el ser humano por transmisión alimentaria. Una toxiinfección alimentaria con Listeria monocytogenes es potencialmente mortal. Su peligrosidad radica principalmente en la distribución ubiquitaria que presenta y en la capacidad que tiene de crecer a baja temperatura y a concentraciones elevadas de sal. A pesar de que la incidencia de la listeriosis es muy baja (normalmente inferior a un caso por cada 100.000 habitantes al año) la tasa de mortalidad se sitúa entorno al 20-30%.

En el último informe de la EFSA (European Food Safety Authority) publicado en 2014, correspondiente al año 2012, se indica que en España hubo 107 casos confirmados de listeriosis en humanos, siendo la tasa de notificación una de las más altas de Europa (http://www.efsa.europa.eu/).Link to: http://rasve.magrama.es/Publica/Sanidad/sitnat.asp#inicio

Evolución de casos de listerioris en España en los últimos 11 años

El informe indica que en el año 2012 se analizaron en España 10.892 muestras de alimentos de las cuales 189 resultaron ser positivas. Las principales muestras positivas corresponden a muestras cárnicas seguidas de muestras de pescado y marisco.

Alimento

Unidades analizadas

Positivos

Porcentaje (%)

Leche

147

1

0.68

Productos lácteos

1437

11

0.77

Carne

1239

112

9.04

Vegetales

225

0

0

Pescado y marisco

603

27

4.48

Otros productos

7241

38

0.52

Número de análisis realizados en el año 2012 en España

Dada la elevada peligrosidad asociada a este patógeno, el control por parte de los productores de algunos alimentos es obligatorio por ley. Así, la legislación europea a través de la regulación (EC) No 2073/2005) establece los criterios acerca de la presencia de Listeria monocytogenes en los alimentos “ready to eat”. De esta forma, aquellos alimentos destinados a ámbitos médico y a bebes deben presentar una ausencia total de Listeria monocytogenes en 25g.

Por otra parte, aquellos alimentos “ready to eat” en donde Listeria monocytogenes no le es posible crecer, deben presentar un contenido inferior a 100 ufc/g hasta la fecha de caducidad final del producto. Finalmente, aquellos alimentos “ready to eat” en los que Listeria monocytogenes puede crecer, deben presentar un contenido inferior a 100 ufc/g hasta la fecha de caducidad final del producto y además debe existir una ausencia total en 25 g en la etapa previa a su distribución.

Para los fabricantes de este tipo de alimentos la liberación de producto fabricado al mercado en el menor tiempo posible permite mejorar la productividad y reducir costes de almacenaje. Por ello, la utilización de métodos de análisis rápidos, sencillos y que puedan ser realizados in situ ofrece una ventaja considerable frente a los métodos tradicionales.

ZEULAB ha trabajado durante los últimos años en el desarrollo de una nueva generación de tests para la detección de patógenos alimentarios, entre ellos Listeria monocytogenes. Estos tests están basados en el concepto Lab-in-a-box” integrando todos los elementos necesarios para realizar un análisis con un solo dispositivo que puede ser utilizado por personal sin una cualificación específica y sin necesidad de un laboratorio.

Foto o esquema Microlab (Alejandra)

Este dispositivo fue presentado recientemente en el XIX Congreso Nacional de Microbiología de los Alimentos (link to: http://www.zeulab.com/blog/zeulab-en-el-xix-congreso-de-microbiologia-de-los-alimentos-de-la-sociedad-espanola-de-microbiologia/)

Santiago Mendoza

Responsable de Marketing en Zeulab. Apasionado del Marketing y la comunicación.